El Informe Mundial de Drogas 2018 muestra la crisis de opioides y el abuso de medicamentos

El uso de fármacos sin prescripción médica se está convirtiendo en una gran amenaza para la salud pública y para la aplicación de la ley en todo el mundo. Los opiáceos causan el mayor daño y representan el 76 % de las muertes asociadas a consumo de sustancias psicoactivas, según el último Informe Mundial de Drogas publicado hoy por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).
Sigue leyendo

Socidrogalcohol lanza una campaña a nivel nacional para combatir el estigma de la persona con trastorno adictivo

Uno de los problemas más comunes que nos encontramos en la sociedad a la hora de entender las adicciones es la falta de comprensión, el rechazo incluso de este tipo de pacientes, al no entender que se trata de enfermos con los mismos derechos a ser atendidos como cualquier persona que sufra otro tipo de patología. Cuando hablamos de esta problemática nos estamos refiriendo al estigma de la persona con trastorno adictivo.

El estigma de la persona con trastorno adictivo sigue presente décadas después de que se reconozca que la adicción es una enfermedad. La persona con una conducta adictiva es vista por la sociedad como alguien vicioso que ha elegido ponerse enfermo. Pocos entienden en la sociedad la dimensión integral de la enfermedad, la presencia de problemas biológicos, psicológicos y sociales. La gran mayoría de las personas con problemas de adicción sufren el rechazo social y son apartados y estigmatizados.

Más información en: http://www.socidrogalcohol.org/estigma/informacion.html

Seminario: Estrategias específicas de intervención con adictas víctimas de violencia de género

Si ya de por sí las adicciones son fenómenos extremadamente complejos de abordar, la asistencia a una mujer adicta que sufre o ha sufrido malos tratos se establece como un reto terapéutico de primer orden pues, aparte de otras consideraciones, la necesidad de incidir sobre las secuelas psicofísicas de la violencia sufrida y de prevenir situaciones futuras de maltrato es parte imprescindible de la recuperación, máxime cuando tales circunstancias poseen además un importante peso etiológico en la aparición y mantenimiento de la patología adictiva. Por estos motivos, para abordar con eficacia la violencia de género en adicciones femeninas tanto en su vertiente terapéutica como preventiva, la propuesta de intervención debe estar dotada de una consistencia suficiente que sólo es posible si tal propuesta se basa en una serie de planos de intervención unificados y sinérgicos y en un proceso que integre progresivamente objetivos de mayor calado. No obstante, la mera suma de técnicas y procedimientos no basta para confeccionar dicho todo integrado. Un modelo sumatorio no es un modelo integrador y una de las diferencias básicas radica en saber qué hacer y saber cuándo hacerlo.

Atendiendo a los párrafos anteriores, el seminario intentará ofrecer a los asistentes una serie de conocimientos prácticos y actualizados sobre las estrategias y procedimientos específicos de intervención con adictas víctimas de violencia de género no sólo para promocionar en la medida de lo posible la mejora de la calidad de la atención a un colectivo que aún encuentra muchos obstáculos y dificultades en el acceso a los recursos asistenciales sino para fomentar la inclusión de la perspectiva relacional y de género en la formación de los profesionales tanto sanitarios como de los servicios sociales.

Más información: Instituto Spiral

UNAD presenta el perfil de las personas con problemas de adicciones

El pasado 25 de julio tuvo lugar la presentación del estudio de perfil de la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD). Un perfil elaborado con los datos recabados de las 56.160 personas atendidas en las 158 organizaciones de esta red. De este modo, atendiendo a los resultados del estudio, el alcohol fue la droga más consumida por las personas atendidas para superar su adicción en 2016, año en el que se rompió una tendencia entre los recién llegados: las mujeres superan a los hombres en el consumo de esta sustancia (un 31 por ciento frente al 27 por ciento de los varones).

Sigue leyendo