Plan de Adicciones incluye por primera vez bebidas energéticas y apuestas

El Plan de Prevención de Adicciones de La Rioja 2018-2024 incluye por primera vez las bebidas energéticas y las adicciones a apuestas, internet y juego online, que ya generan “patrones adictivos similares a los de las sustancias tradicionales”.

Así lo ha afirmado hoy el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, en una rueda informativa en la que ha presentado este plan, acompañado por la consejera de Salud, María Martín.

Este plan, que tiene como ejes prioritarios el alcohol, los jóvenes y la perspectiva de género, es “un documento muy dinámico, que está pensado para el trabajo en red entre administración y sociedad civil en el marco de la Alianza por la Salud”, ha indicado Ceniceros.

Ha explicado que el alcohol es la sustancia de mayor consumo y que, junto con el tabaco, cuenta con “una tolerancia excesiva” por parte de la sociedad, “lo que se traduce en una escasa percepción de riesgo sobre todo por parte de los más jóvenes”.

Un tercio de los hombres y la mitad de las mujeres de entre 15 y 34 años se ha emborrachado en el último año, siete de cada diez escolares ha probado el alcohol en el último mes y uno de cada cuatro ha acabado borracho, ha detallado.

Respecto al tabaco, ha proseguido, el 30 por ciento de la población fuma a diario y, al igual que con el alcohol, la edad de inicio se sitúa alrededor de los 14 años; además, aunque disminuye el consumo de esta sustancia, aumenta el de cannabis, sobre todo entre los estudiantes varones de 14 a 18 años.

El jefe del Ejecutivo regional ha apuntado que el 43 % de los escolares de entre 14 y 18 años ha consumido bebidas energéticas en el último mes y ha recalcado que el alcohol es la droga más cercana a los jóvenes y más asequible y asimilada culturalmente, por lo que estos constituyen otro de los ejes prioritarios de esta iniciativa.

El tercer pilar de este documento es la perspectiva de género, que incluye, ha dicho, “medidas para actuar sobre la mujer de modo diferenciado, tanto en prevención como en asistencia de las adicciones”.

En general, ha destacado, “puede decirse que cada vez se reducen más las diferencias históricas entre hombres y mujeres en el consumo de alcohol y tabaco, pero se siguen manteniendo diferencias en lo que se refiere a sustancias ilegales”, más consumidas por varones, e hipnosedantes, consumidos en mayor medida por féminas.

Ha subrayado que este plan se ha elaborado junto a las entidades que trabajan en la prevención y la atención a personas con problemas de adicciones y marca las prioridades en esta materia, establece los ámbitos de actuación y facilita la puesta en marcha de mecanismos para la participación social y la coordinación de acciones.

“Se trata de afrontar un problema de salud pública que tiene importantes consecuencias, no solo en términos de salud o económicos, sino también sociales y, por su puesto, personales, como son la violencia, embarazos de adolescentes, y accidentes de tráfico, entre otros”, ha incidido.

Por su parte, Martín ha relatado que este plan, que cuenta con 11 objetivos concretos y 42 medidas, abarca un periodo de seis años para alinearse con el Plan Nacional sobre Drogas y “nunca se va a quedar desfasado”, ya que “permite trabajar con aportaciones constantes”.

Ha explicado que esta iniciativa se centra en lo prioritario y busca fomentar, con acciones como campañas en medios de comunicación y redes sociales, el interés de los jóvenes por los hábitos saludables y que tomen conciencia de las consecuencias de sus acciones.

Este documento, ha apuntado, contempla la creación de entornos protectores contra el alcohol, la participación de la mujer mediante órganos específicos, el refuerzo de la Oficina de Información sobre Drogas, la integración del plan contra el tabaquismo y la revisión de la normativa del juego online.

Ha subrayado que el Plan de Prevención de Adicciones, al que Salud Pública aportará un millón de euros anuales, recibió un total de 12 enmiendas durante su periodo de exposición pública, referentes a cuestiones de género, juegos de azahar y alcohol que han “enriquecido” el trabajo de los técnicos.

Fuente: www.larioja.com