ASECEDI advierte que el 52% de las personas atendidas por consumo de drogas ya tiene más de 42 años y reclama recursos de continuidad

Una de cada cinco personas atendidas por ASECEDI en el último año tiene más de 42 años y acude a tratamiento por un problema relacionado con el abuso en el consumo de alcohol o cocaína. Un perfil que, según el estudio epidemiológico 2019, se ha caracterizado a lo largo del tiempo por intentar obtener resultados de muy alta exigencia y en el que también se integran aquellos pacientes que no tienen capacidad de llegar a esta cima. Este «envejecimiento» de la población que acude a los centros de día de adicciones, se repite en las nueve autonomías en las que trabajan las entidades agrupadas en esta plataforma especializada en adicciones. Para afrontar esta realidad «menos visible» desde ASECEDI se plantea la necesidad de crear recursos de continuidad adaptados a las necesidades de las personas mayores con adicciones. Un 26% de las 1275 personas atendidas por adicciones tóxicas tiene más de 50 años.

 «Quizás ha llegado la hora de empatizar con los que no llegan, trabajando también con los objetivos menos exigentes que les proporcionen una vida plena, que en muchas ocasiones puede ser la compresión, cubrir necesidades básicas o no juzgar, explica el presidente de ASECEDI, Francisco López y Segarra. La inserción integral de las personas atendidas, ha supuesto un gran reto y trabajo de profesionales y pacientes pero «quizás es el momento de comenzar la de desescalada de exigencia y optimicemos el bienestar de estas personas sin miedo a cronificar la atención», añade. En muchos casos se ha detectado también una patología dual o trial, que en muchas ocasiones no está diagnosticada clínicamente. «Hay perfiles que directamente no encajan en nuestro sistema y debemos encontrar cualquier opción que nos permita optimizar su tratamiento, siempre hemos defendido que la intervención es plural y cada persona tiene su itinerario personalizado», remarca López y Segarra. El alcohol (47%) y la cocaína (22,5%) marcan un perfil de pacientes en el que un 23% son mujeres.

Al analizar el resto de datos de la Memoria 2019 de ASECEDI, que se ha presentado hoy ante la Delegada del Plan Nacional sobre Drogas –Azucena Martí- destaca el avance experimentado por el juego, que ya se sitúa como la tercera causa por la que se demanda tratamiento en los centros de día. Representan el 11% del total de personas atendidas pero las mujeres apenas suponen el 10% del de los casos. «Los rasgos que definen al paciente tipo son: hombre, mayor de 33 años, con trabajo, con estudios secundarios completos, de nacionalidad española, que acude a tratamiento por un problema con el juego en máquinas tragaperras en bares o por apuestas online a través del ordenador», explica López y Segarra.

ASECEDI se constituyó en 2003 como una asociación que agrupa a distintas entidades sociales que gestionan 19 centros de día especializados en adicciones en todo el estado. En la actualidad está presente en Andalucía, Castilla León, Cataluña, Extremadura, Madrid, Navarra, Comunidad Valenciana, Asturias y Murcia. Además del tratamiento, también desarrolla programas dirigidos a familias (839 personas), inserción laboral (407) y conductas violentas (142). En total, durante 2019 se atendió a 2667 personas.