Treinta estudiantes de seis universidades completan su formación en patim

Conectar el ámbito universitario y el laboral es uno de los compromisos que Patim renueva cada año. Y en ocasiones supone abrir líneas de investigación conjuntas. Como resultado de los convenios y acuerdos de colaboración establecidos con seis universidades y cuatro centros docentes, durante el último curso treinta estudiantes han decidido completar su formación en prácticas o realizar el trabajo de fin de grado en los diferentes servicios de gestiona esta organización.

Algunos estudios, tutelados por los profesionales de la entidad, han tenido además un alto reconocimiento por parte del equipo docente, y han permitido acercarse a una realidad concreta para actualizar conocimientos o sentar las bases para posteriores investigaciones. Este es el caso del trabajo sobre la ludopatía y alcohol que ha realizado la psicóloga María Martínez Valls -dirigido por el sociólogo y adictólogo Paco López y Segarra-, a través del Máster Universitario en Educación y Rehabilitación de Conductas Adictivas de la Universidad Católica de Valencia. Ella ha analizado “Patim, como representación a escala reducida del juego patológico en la actualidad”.

El objetivo era llevar a cabo un estudio con los pacientes diagnosticados por juego patológico y consumo de alcohol para observar si existía o no una tolerancia cruzada entre ambas patologías. Al analizar los resultados, se advierte que el 42% de los pacientes que acudieron a tratamiento por juego tenían además problemas con el alcohol. Martínez señala también que muchos de los jugadores y consumidores habituales no tienen conciencia del problema. “Que gran parte de la población sea soltera y disponga de un trabajo dificulta la detección del problema por parte de la familia, puesto que no hay nadie que controle la economía del paciente ni tampoco alguien que pueda observar comportamientos no habituales directamente”, explica. Unas circunstancias que dificultan también la detección precoz de sujetos en riesgo ya que, al no ser detectados, no acuden a tratamiento.

Entre las propuestas hacia el futuro que se desprenden de este estudio, María Martínez plantea la importancia de actualizar la información acerca de la relación entre el consumo de alcohol y la adicción al juego patológico, así como investigar acerca de si existe, o no, una relación de causalidad entre el consumo de alcohol y el juego patológico o la tipología de juego.

Enlace a la investigación