Las personas con trastornos por uso de drogas sonmás susceptibles al COVID-19 y sus complicaciones

Las personas con trastornos por el abuso de drogas son más susceptibles al Covid-19 y sus complicaciones, según una investigación llevada a cabo por el InstitutoNacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) en EEUU, que sugiere un mayor controlasistencial de estos pacientes.

Además, la investigación, publicada en ‘Molecular Psychiatry’ y nanciado por losInstitutos Nacionales de la Salud, aboga por desarrollar planes de acción paraayudarlos a protegerlos de infecciones y resultados graves.

Al analizar las historias clínicas electrónicas no identicables (HCE) de millones depacientes en Estados Unidos, el equipo de investigadores reveló que si bien losindividuos con trastornos por abuso constituían el 10,3% de la población total delestudio, representaban el 15,6% de los casos de la COVID-19.

El análisis también reveló que aquellos con un diagnóstico reciente registrado teníanmás probabilidades que los que no tenían de desarrollar COVID-19, un efecto que fuemás fuerte para el trastorno por consumo de opioides, seguido del trastorno porconsumo de tabaco. Las personas con un diagnóstico también tenían másprobabilidades de experimentar peores resultados de COVID-19 (hospitalización,muerte) que las personas sin estos trastornos.

«Los pulmones y el sistema cardiovascular a menudo están comprometidos enpersonas con TUS, lo que puede explicar parcialmente su mayor susceptibilidad alCOVID-19″, ha señalado la doctor Nora D. Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas(NIDA).

Para leer más»Otro factor que contribuye es la marginación de las personas con adicción, lo que lesdiculta el acceso a los servicios de atención médica. Es responsabilidad de losmédicos enfrentar los desafíos únicos de cuidar a esta población vulnerable, tal comolo harían con cualquier otra persona de alto riesgo grupo», ha añadido.

La población del estudio consistió en más de 73 millones de pacientes, de los cualesmás de 7,5 millones habían sido diagnosticados con un TUS en algún momento desus vidas. Un poco más de 12.000 fueron diagnosticados con COVID-19, y alrededorde 1.880 tenían un diagnóstico de trastorno por drogas y COVID-19 registrado. Lostipos de abuso de drogas investigados en el estudio fueron tabaco, alcohol, opioides,cannabis y cocaína.

Los efectos de complicación de estos paciente fueron visibles en el aumento de lasconsecuencias adversas del COVID-19. Las hospitalizaciones y las tasas de muertede los pacientes con COVID-19 fueron elevadas en estas personas en comparacióncon las que no lo tenían dependencia a las drogas (41,0% frente a 30,1% y 9,6% frentea 6,6%, respectivamente).

Además, los afroamericanos con un diagnóstico reciente de trastorno por uso deopioides tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar COVID-19, encomparación con los blancos. Los resultados mostraron que la hipertensión, ladiabetes, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades renales, que sonfactores de riesgo de COVID-19, eran más frecuentes entre los afroamericanos queentre los blancos con trastorno por consumo de opioides.

Según los autores, los hallazgos del estudio subrayan la necesidad de detectar y tratarlos TUS como parte de la estrategia para controlar la pandemia. Es necesario realizarmás investigaciones para comprender mejor cuál es la mejor manera de tratar a laspersonas con TUS que están en riesgo de contraer COVID-19 y asesorar sobre cómoevitar el riesgo de infección.

Fuente: Infosalus.com