PATIM ABORDA EL TRATAMIENTO DE LAS MUJERES CON ADICCIONES EN LAS JORNADAS DE COMUNIDADES TERAPÉUTICAS DEL CERES

La presencia de la mujer en los recursos de atención a las adicciones sigue siendo menor que la de los hombres. Apenas representan dos de cada diez pacientes atendidos, según varios estudios recientes. De ahí que en los últimos años se hayan consolidado centros y programas específicos para romper estas barreras que están afianzadas por los roles de género. Patim gestiona en Castellón la vivienda de apoyo al tratamiento (VAT) en la que ofrece una atención especializada a mujeres. “El doble estigma de la mujer con problemas de adicciones hace que se llegue a terapia más tarde, en peores condiciones y con menos apoyo del su entorno”, asegura Carolina de Mingo, asesora jurídica de Patim, durante las primeras jornadas de expertos en comunidades terapéuticas profesionalizadas que ha organizado la Fundación CERES.

La VAT es un recurso con capacidad para seis mujeres que tiene como objetivo facilitar la adherencia al tratamiento ambulatorio en los centros de día y en las UCA, así como la preparación parar su incorporación a otros dispositivos como las viviendas de apoyo a la integración social. Financiada por la Conselleria de Sanidad, esta vivienda se articula como un servicio externo al tratamiento donde pueden vivir aquellas mujeres sin recursos que están en un proceso de deshabituación por consumo de drogas. La vivienda es un entorno controlado para evitar el consumo de sustancias, en la que se potencia la autogestión de las usuarias y está coordinada con los recursos sociosanitarios comunitarios donde reciben atención especializada.

De Mingo ha explicado que “las adicciones no entienden de género” por lo que es importante “diferenciar a los géneros e individualizar los tratamientos” en las distintas áreas de intervención. Desde Patim se defiende que hay aspectos que en las adicciones femeninas no son iguales que en las masculinas como “rasgos socioculturales, diferencias psicológicas y psicopatológicas, comorbilidad psiquiátriaca y dependencias relacionales” que es necesario abordar de forma singular.

Durante su intervención, la representante de Patim también advirtió que “todavía queda mucho trabajo por hacer para incorporar nuevas perspectivas en el tratamiento de las adicciones” ya que “cada día es más importante la sensibilización sobre la identidad transgénero”. Las jornadas celebradas en Tomelloso se repetirán en Madrid esta semana.

Más información: www.jornadasadicciones.es