El peligro de culpar al ocio juvenil de los contagios sin dar alternativa

«Esto no es un juego», «¿Acaso crees que por ser joven eres invencible?». Mensajes como estos o alusiones al botellón y las fiestas pueden provocar un efecto contrario al deseado: que los jóvenes a los que se pretende concienciar para evitar contagios por coronavirus se pongan a la defensiva por sentirse criminalizados y sin apenas alternativas de ocio.

Sobre todo cuando una de las actuaciones de los ayuntamientos es adelantar el cierre de los parques, acortar la temporada de piscinas o precintar las pistas deportivas, lo que implica dejar sin alternativas en un entorno más seguro, al aire libre, a un ocio concentrado en la bebida, como el de los adultos, según señalan los expertos consultados por Efe.

Continua el artículo en –> abc.es