Cigarrillos electrónicos: otra fuente de nicotina y adicción disfrazada de tecnología

Artículos como el tabaco calentado (iQOS) o los cigarrillos electrónicos como Juul o MyBlu están presentes en el mercado español con un crecimiento acorde al ciclo de vida de las innovaciones de producto. No es de extrañar, dada la inteligencia de mercado y la capacidad financiera y de distribución de gigantes del sector del tabaco como son Philip Morris (detrás de iQOS e inversor de Juul) o Imperial Tobacco (MyBlu).
Leer más>>

“DEBEMOS CREAR RESPUESTAS PARA ATENDER A LOS DROGODEPENDIENTES ‘SENIOR”

UNAD ha presentado el perfil y las tendencias de las adicciones del último año. Uno de los mayores estudios de este ámbito a nivel europeo ya que la muestra ha contado con más de 48.000 personas atendidas por las entidades que integran esta red. Francisco López y Segarra ha coordinado este trabajo y ha presentado los resultados en la delegación del Plan Nacional sobre Drogas. Tendencias, perfiles, preguntas sin resolver y nuevos desafíos se abren al analizar los datos aportados por 131 entidades, entre ellas Patim.

Leer más>>

Las mujeres que acuden a tratarse de adicciones suben un 11% en cuatro años, sobre todo por cocaína y tabaco

El acceso a los tratamientos para abandonar las adicciones es una de tantas cuestiones en las que existe brecha de género.

Sin embargo, según la Conselleria de Sanidad, en los últimos cuatro años se ha estrechado ligeramente al producirse un repunte de mujeres que solicitan los servicios de alguna de las 28 Unidades de Conductas Adictivas (UCA) que hay repartidas por la Comunitat Valenciana. Pese a todo, siguen siendo mucho más numerosos los pacientes varones.

Ir a la información >>

Nueva York eleva la edad mínima para la venta de tabaco a 21 años

A partir del próximo noviembre, Nueva York ya no venderá tabaco ni cigarrillos electrónicos a menores de 21 años después de que el gobernador de esta ciudad, Andrew Cuomo, firmó la ley que eleva la edad mínima para comprar esos productos.

«Aumentando la edad de fumar (de 18 a 21 años), podemos detener que los cigarrillos caigan en manos de jóvenes y prevenir a toda una generación de neoyorquinos de costosas y potenciales mortales adicciones», indicó en un comunicado Cuomo, que el pasado enero anunció su intención de elevar la edad para comprar estos productos.

Más información www.elperiodico.com