LA COMISIÓN LABORAL PRESENTA LA CAMPAÑA “APRUEBA” ANTE EL NUEVO SECRETARIO GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS

El Secretario General de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, ha mantenido su primer encuentro con las organizaciones que integran el Consejo Social Penitenciario y ha mostrado su predisposición a que mantengan el mismo nivel de participación. Durante la reunión, la Comisión Laboral que coordina ASECEDI –en alternancia con Solidarios- le hizo entrega del documento que se ha elaborado para intentar acercar la realidad de las personas privadas de libertad en la consecución de un empleo y que se concreta en la campaña de sensibilización empresarial “Aprueba”.

Francisco López y Segarra, presidente de ASECEDI y de Patim, ha remarcado en este foro la importancia de poner en marcha todo tipo de medidas para fomentar “canales entre las empresas y el Tercer Sector” que promuevan la creación de empleo. Dentro de estas iniciativas, López y Segarra plantea promover un cambio en el ámbito de la responsabilidad social empresarial, “reorientando este compromiso hacia objetivos de empleabilidad palpables”.

El Consejo Social Penitenciario es un órgano consultivo cuya función es la coordinación de las actuaciones de las entidades sociales y organizaciones no gubernamentales que intervienen en el ámbito penitenciario, así como la participación de éstas en el desarrollo de propuestas programáticas y la participación en la evaluación y planificación estratégica de actuaciones en materia de programas sociales y de reinserción. Cuenta con distintas comisiones de trabajo que se reúnen de forma periódica. A partir de ahora, la Comisión Laboral estará encuadrada en la Subdirección general de tratamiento y gestión penitenciaria, que coordina Javier Nistal.

ASECEDI ha desarrollado durante los últimos años varios programas en colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, la mayoría dirigidos de forma específica al colectivo de drogodependientes. Según los datos de esta plataforma, durante 2010 casi 300 personas comenzaron un tratamiento de adicciones en centros de día como alternativa al ingreso en prisión. Una medida que contempla el Código Penal en determinados supuestos –fundamentalmente robos y tráfico de drogas- y que supone para el penado drogodependiente iniciar un tratamiento especializado de desintoxicación o deshabituación en un centro de carácter sociosanitario.

Instituciones Penitenciarias y ASECEDI también mantienen desde hace años un convenio para acoger trabajadores a beneficio de la comunidad en los centros de día de adicciones que forman parte de esta plataforma presente en 9 comunidades autónomas.

Documento comisión laboralYuste